Para buscar trabajo es importante que los candidatos tenga presencia digital, es decir, que se creen una marca personal online. Para ello, es recomendable tener un perfil en LinkedIn muy desarrollado, con toda la información profesional posible: cursos, experiencia, conferencias a los que se asistieron o artículos publicados.

Para los candidatos también es importante estar en otras redes sociales, como Facebook o Twitter, con una estrategia bien definida, es decir, “saber a qué target quieres dirigirte y qué tipo de influencers son los que sigues.

Todos vivimos en un mundo digital, y, nos guste o no, la mayoría de nosotros trabajamos en entornos digitales.

La revolución afecta las vidas de prácticamente todos los consumidores y empresas en todo el mundo.

Una experiencia y unas habilidades digitales que se necesitan en la mayoría de los trabajos, independientemente de categoría, formación y experiencia.