17-10-2014

Las fotos, correos electrónicos y archivos que se guardan, muy probablemente están siendo sincronizados en los almacenes de datos de los fabricantes. Sin embargo, dicha configuración puede administrarla el usuario desde el dispositivo.

Con la tecnología y sistemas actuales de información estamos claros que existe un recurso para almacenar y respaldar nuestros datos más allá de los equipos físicos: en la nube. Pero ¿se sabe realmente qué es esta nube y en qué consiste como herramienta? Para ello, el gerente de Servicios de Softline Chile, Francisco Toro, comenta en qué consiste, aclarando que “hace tiempo que se usan estos servicios, cuando se envían correos a través de Hotmail o Gmail, ya que sólo con un browser la persona se conecta a internet y tiene todas las funcionalidades de un correo electrónico”, ejemplifica.

La nube consta de “aplicaciones prestando servicios desde una compañía sin la necesidad de que los usuarios tengan un programa instalado; sólo basta un browser con el cual éstos accedan a internet. Lo mismo para los archivos, pues es información que se graba en servidores que pertenecen a una empresa proveedora y queda disponible para distintos equipos del usuario”, explica el ejecutivo.

SINCRONIZACIÓN Y SEGURIDAD DEL SMARTPHONE
Para cumplir las actuales necesidades operativas de información, el Smartphone o teléfono inteligente se ha instaurado como una herramienta fundamental en la vida de las personas, quienes necesitan disponibilidad de la información, aplicaciones y movilidad. “Cada vez más se requiere flexibilidad para trabajar, realizar transacciones o estudiar en cualquier lugar y en distintos dispositivos”, argumenta el gerente de Servicios de Softline, quien sostiene que “la nube permite satisfacer estas necesidades, beneficiando a quien las utilice por sobre aquellas personas o compañías que aún no la han adoptado”.

Los datos del equipo que están presentes en la nube dependerán de la configuración del Smartphone. En términos generales, “las fotos, correos electrónicos y archivos que se guarden, muy probablemente están siendo sincronizados en los almacenes de datos de los fabricantes; no obstante, dicha configuración puede administrarla el usuario desde el dispositivo”, aclara.

En cuanto a la seguridad para proteger datos confidenciales, el ejecutivo detalla que una medida muy simple es, además de investigar cómo el Smartphone replica información a la nube y configurarla, “existen compañías que están ofreciendo autenticación multifactor, es decir, requieren de una segunda clave distinta para poder acceder a los datos alojados en la web”. Además, recalca que “es recomendable no alojar información sensible, como fotos privadas, en el Smartphone, dado que éstas podrían ser replicadas si no se ha configurado correctamente”.